Ya habrá tiempo para gustar, con ganar basta y sobra

Con gol agónico de Meram, El Crew venció 1-0 a Chivas USA

La  fría noche de miércoles no pintaba para gustar, ni mucho menos para golear, pero había que ganar aunque sea medio a cero y se logró el objetivo, sobre la hora, sufriendo, pero se logró al fin.  Fue una de esas victorias que llegan cargadas de oxígeno, que permiten seguir nadando, aun con el cuerpo acalambrado de tantos partidos consecutivos, para llegar a esa orilla llamada playoffs.

Los pronósticos y las posiciones en la tabla indicaban que podía ser un encuentro de alto voltaje. Sin embargo Chivas USA  incomodó al equipo de casa desde el inicio del encuentro. Le quitó la pelota y cortó las pequeñas sociedades con las que suele atacar el Crew, Llámese Arrieta- Higuain  O Mirosevic-Gaven. La visita se dedicó a anticipar y  tuvo ayuda también departe del rival que tuvo una noche llena de imprecisiones en los pases.

Lo que sorprendió fue la falta de adrenalina del equipo en general, la química simplemente no parecía estar  presente. Durante la primera etapa el más incisivo fue Duka con sus desbordes y  ejecutando las diagonales con vehemencia pero sin precisión en el remate final. Arrieta recibió pocas pelotas de gol y cuando pudo anotar se encontró en posición adelantada, su única del partido.

Aun así el Crew pudo irse al descanso con al menos un gol arriba ya que a la salida de un tiro libre de Higuain, Julius james metió un cabezazo en el poste donde el arquero no le quedo más que levantar los hombros y  agradecer que la pelota no entró.

Para la segunda mitad se vinieron los cambios, el primero y más importante fue el de Rentería por Duka, ya que el equipo hizo una transición de 4-5-1 a un 4-4-2 más ofensivo.  La entrada de Tchani por Mirosevic le dio fluidez a un mediocampo intermitente. Y si no es porque Gaven se lesionó, Justin Meram no hubiera ingresado a la cancha y posiblemente estaríamos hablando de un triste empate.

Pero aun no jugando bien, con Higuaín apretando los dientes  por ese dolor que no abandona su pie derecho, con  Arrieta peleado con el arco, con el tiempo devorándose oportunidades.. Aún así llegó el gol.

El tico la recibió en el corazón del área y no pudo conectar, pero sus ganas de luchar son tan grandes que aun caído en el suelo llegó a impulsarse y servir un poco ortodoxo pase de cabeza para que Meram ponga un zurdazo con furia en el minuto 89. Pero debido a todos los cambios que se hicieron se tenían que jugar 5 larguísimos minutos de alargue. Y no pasó ni uno cuando se cobró un tiro libre a favor de Chivas  apenas afuera del área grande, suspenso, tensión… remate sin peligro y el Crew terminaba de pie un encuentro muy difícil.

El balance es positivo por dos razones: La primera son los 3 puntos conseguidos que mantienen intactas las posibilidades de entrar en los playoffs. La segunda, y más determinante, es que su técnico entendió que para llegar a la meta hay que asumir riesgos. Esa audacia es la que pagará dividendos al final y sobre todo la próxima fecha cuando enfrenten a Chicago en su casa donde esperemos los vientos sigan soplando a favor del Columbus Crew.