El futuro le sonríe a Navas Cobo

Hará su debut profesional con el Dynamo en el 2010

HOUSTON -- Con 18 años de edad, Francisco Navas Cobo se muestra como una de las promesas del Houston Dynamo, club con el cual firmó un contrato de Jugador de Desarrollo.


Para el joven volante esto es un sueño cumplido, producto de la indeleble lucha y sacrificio que le ha puesto a este deporte desde niño chico.


Nacido el 17 de noviembre de 1991, Navas Cobo y su familia se mudaron a Cali, Colombia dos años más tarde. Fue ahí donde inició su amor por la pelota y empezó a soñar ser un jugador profesional, sueño que compartía con sus compañeros en una ciudad en donde se respira fútbol las 24 horas del día.


En su familia los balones nunca hicieron falta, creció viendo como su tío Juan Cobo triunfaba en el balompié local haciendo parte de equipos como América de Cali y Junior de Barranquilla.


A los ocho años sus habilidades comenzaron a ser vistosas, su abuelo Sinecio lo llevaba a las prácticas y todos lanzaban los mejores comentarios cuando le veían jugar.


“A mi abuelo le debo lo que soy hoy, siempre me animó, me apoyó en todo. Hoy he llegado donde todo jugador quiere llegar, esto apenas comienza, la lucha por legar al éxito no para. Ahora es cuando debo luchar para gozar de las mieles del triunfo”, comentó Francisco.


Luego se integró a la escuela del Deportivo Cali, una de las mejores instituciones del fútbol colombiano.


Su ascenso fue rápido, tuvo importantes figuraciones y cuando llegó a los 16 los entrenadores del equipo profesional se fijaron en sus extraordinarias condiciones. Pero desafortunadamente no sólo bastaron sus condiciones.


"Cuando me di cuenta de esto me desilusioné, miraba como otros jugadores inferiores a mi lo subían al primer equipo, me di cuenta que tenía que dar dinero para que fuera promovido. Supe de varios casos de agentes que ofrecían dinero a los entrenadores a cambio de ser llevados al primer equipo. Yo nunca aprobé que mi familia diera plata. Yo siempre dije que si llego a triunfar es por mi propio talento y que sea reconocido por los directores del fútbol”, dijo Navas.


Fue entonces cuando regresó a Houston y directamente a la Academia del Dynamo. Allí fue la sensación convirtiéndose en una verdadera figura, lo cual motivó a los entrenadores a presentárselo al técnico Dominic Kinnear, quien no dudó en hacerle la invitación a que entrenara con el primer equipo.


El pasado 8 de marzo, el Houston Dynamo hizo oficial  la contratación Navas Cobo, luego que Kinnear se llenó de razones para darle la oportunidad de vestir la camiseta marcada con el número 13 y la cual llevará el nombre Cobo, su apellido materno, en reconocimiento a su abuelo Sinecio..


“Francisco en un jugador interesante, pensamos que acá se puede desarrollar, tiene mucho potencial talento, y sobre todo  juventud y deseos de triunfar”, expresó Kinnear.